ActualidadGNL

Primeros grifos de GNL de Sudamérica estarán en el Perú

La masificación del gas natural en el Perú no solo abre puertas para su uso doméstico o industrial, sino también a nivel vehicular, y en especial en el transporte de carga pesada. La empresa Quavii, concesionaria del gas natural en las regiones del norte del país, planea invertir US$ 3 millones este año para el desarrollo de dos grifos de Gas Natural Licuado o Licuefactado (GNL) en el país.

Se trata del gas natural, procedente de Camisea, que es sometido a un proceso de enfriamiento a -162°, con lo cual alcanza su estado líquido para ser transportado desde el Cusco hasta la costa del país. Al iniciar el desarrollo de dos grifos de GNL, Quavii planea abrir un mercado de abastecimiento de este combustible en vehículos de carga pesada que puedan trasladarse por toda la carretera Panamericana Norte.

El gerente general de Quavii, Alberto Polifroni, explicó que este combustible, en comparación con el diésel, permite alcanzar un ahorro de 33%, lo cual es un porcentaje lucrativo para la industria del transporte de carga pesada. Polifroni explicó que en el mundo existen más de 400,000 vehículos con sistemas a GNL y su meta para el Perú es distribuir este combustible a un mínimo de 400 unidades en un plazo de ocho años.

“Estos dos primeros grifos serán los dos primeros en el Perú, e incluso en Sudamérica. Van a estar ubicados en Trujillo (La Libertad) y en Huarmey (Áncash). Creemos que el sector norte tiene un volumen importante de vehículos de carga pesada. En la medida que se conozcan los beneficios del GNL en ahorros considerables, autonomía, buenos desempeños, van a ir migrando del diésel hacia el GNL”, dijo Polifroni.