Conectate con nosotros

Minería

Víctor Gobitz, presidente de Cumbre Minera: Perú pierde US$ 2,000 millones por minería  de oro ilegal e informal

Publicado

el

En conversación con el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú, Víctor Gobitz, presidente de Cumbre Minera, el principal espacio de reflexión sobre el acontecer minero local y global de PERUMIN 36, brinda mayores detalles de las actividades oficiales que se realizarán en el marco de este encuentro, el impacto que tendrán en la mayor visibilización del sector minero en la agenda pública y las oportunidades que representa para el desarrollo del país.

Cumbre Minera es el encuentro principal de PERUMIN 36, ¿cuáles son sus expectativas acerca de esta nueva edición, qué novedades trae consigo y a quiénes se tiene previsto tener como invitados?

En esta oportunidad tenemos tres bloques importantes con los cuales inician las jornadas. El primero es la participación de CEOs globales que tienen experiencia en la región y el mundo, que nos permitirá entender cómo el Perú forma parte de un conjunto de jurisdicciones mineras. El segundo tendrá la participación de CEOs peruanos, en el cual comprenderemos cuáles son los desafíos de la industria minera en nuestro país. Y el tercero trata sobre políticas macroeconómicas y específicamente políticas mineras.

Además, el programa tendrá una mirada completa de los nuevos proyectos mineros greenfield y brownfield, el problema de la minería ilegal e informal, el impacto de las energías limpias, el manejo del agua en un contexto de cambio climático, el desarrollo territorial como aspecto gravitante para los proyectos mineros, y finalizaremos con un panel sobre el tema de diversidad e inclusión que forma parte de la agenda minera global y local.

Uno de los temas a tratar en este encuentro será la política económica minera, ¿por qué la minería debería ser considerada como instrumento de planificación pública para el desarrollo sostenible del Perú?

El PBI nacional tiene un valor aproximado de US$ 230 mil millones y solamente en proyectos mineros hay US$ 60 mil millones. Entonces, es uno de los pocos sectores con esa dimensión económica por desarrollar. Y, por otro lado, la minería es una industria de exportación y fundamentalmente está en territorios altoandinos y tiene que desarrollar necesariamente una logística de ingreso y salida. Y esa logística genera una franja económica que se integra a medida que se integra a mercados de mayor dimensión.

Entonces, si se ve la planificación del país con ese concepto, con la dimensión de inversión asociada al tamaño de la economía del Perú y además con la oportunidad de integrar espacios, esa es la manera que uno puede entender el porqué de la correlación entre minería y muchos otros sectores como vivienda, construcción, energía, turismo y agricultura, pues todos harían uso de esas sinergias que producen estos corredores económicos.

El agua y el cambio climático también será un capítulo por analizar, ¿cuán responsable es nuestra industria minera con el manejo del agua y cómo el cambio climático está impactando en la gestión de este?

El agua es un componente clave para el desarrollo de la industria y esta ha desarrollado técnicas que le permiten recircular y maximizar el uso del agua disponible. Dicho esto, hay que entender que desde la capital hacia el norte del Perú tenemos un balance hídrico siempre positivo, pero en el sur es donde tenemos el principal desafío de un sistema hídrico negativo. El debate es muy relevante sobre todo en los proyectos y operaciones que están al sur del Perú, donde, por razones climatológicas, tenemos un déficit hídrico más marcado.

Otro de los asuntos que concitará la atención pública es el portafolio de inversiones brownfield en Perú y algunos de ellos están en ejecución, ¿cuál es su perspectiva para proyectos de este tipo en la presente década?

Los proyectos brownfield son operaciones existentes que generalmente buscan extender la vida útil del activo o ampliar la producción. Y en ese caso, parten de un conocimiento del espacio que ya ocupan, y lo que se esperaría es que el Estado sea más ágil en la revisión de los estudios ambientales y que los acuerdos con los propietarios de los terrenos se alcancen en un proceso más rápido. Esto es importante porque dará sostenibilidad al nivel de producción ya alcanzado.

En cuanto a los proyectos greenfield, lo que se requiere también es un Estado ágil para la aprobación de los permisos y acuerdos expeditivos de acceso a tierras. Y como tercer componente, necesitamos también que las empresas mineras desarrollen un concepto de asociatividad, pues hay proyectos que pueden asociarse porque están en el mismo distrito y así tener infraestructura común, lo que puede hacer que los niveles de inversión sean menores, las formas de implementar sean más rápidas y los acuerdos de tierras y permisos ambientales sean más fáciles de obtener.

En relación con lo anteriormente dicho, ¿cuáles de los proyectos mineros en cartera podrían asociarse y compartir infraestructura para aprovechar mayores sinergias, y en qué regiones existe esta posibilidad?,

Para ser más concretos, en el norte peruano, si miramos a Cajamarca nos daremos cuenta de que es una región no costera que tiene proyectos de gran dimensión, como La Granja, Michiquillay, Galeno y Conga. Y lo primero que se debe hacer es debatir sobre cuál será el puerto de salida que tendrá esa futura producción. Y por otro lado se requiere energía, agua, depósitos de relaves, etc. Una infraestructura que pueda ser común. Entonces, si estos cuatro proyectos se desarrollan de manera aislada, tomará mucho tiempo. Pero otra alternativa mejor es que se logre la asociatividad entre ellos, ya sea compartiendo infraestructura o creando una entidad donde se agrupen todas las concesiones y se optimice la secuencia de minado.

En Cumbre Minera también se discutirá sobre la competitividad minera de nuestro país frente a otras jurisdicciones, ¿qué factores nos restan competitividad y cómo podríamos revertir esta situación a criterio suyo?

Son tres factores. El primero tiene que ver con los trámites administrativos, los permisos ambientales y licencias operacionales. Creemos que lo ideal es que haya una sola entidad que represente al Estado y tenga una mirada holística desde la Presidencia del Consejo de Ministros, para así ser la manera más eficiente de acelerar la obtención de permisos sin cambiar los estándares.

El segundo factor está relacionado con el acceso a tierras, donde se necesita el esfuerzo público y privado para que se vea al proyecto minero como un potencial catalizador del desarrollo del territorio. Si solo consideramos al proyecto como la oportunidad de obtener dinero o crear un peaje, tendríamos una mirada errónea. Pero si lo consideramos como la oportunidad de generar un eje económico que permita enlazar terrenos altoandinos con la costa, podría ser una mirada muy beneficiosa.

Y el tercer factor, no menor, es el tema de infraestructura pública. La actividad minera es una industria de exportación y requiere unir los proyectos mineros con el plan de desarrollo de infraestructura pública en el Perú, pues necesitamos un enlace entre el desarrollo de carreteras, puertos y líneas de transmisión, que acompañe este conjunto de proyectos y así podríamos lograr más sinergias, lo cual sería un círculo virtuoso.

Asimismo, en este evento se dará espacio al debate sobre la minería ilegal e informal, ¿cuánto mueve económicamente esta actividad y cómo está perjudicando a la gran y mediana minería formal?

El intento del Estado por formalizarlos ha tomado casi 20 años y claramente no se aprecian resultados concretos. Pero para ponerlo en contexto, se estima que se producen más de 1 millón de onzas de oro al año de manera informal e ilegal, eso es cerca de US$ 2,000 millones y es casi el 1% del PBI, y emplea entre 400 mil a 500 mil personas. Eso es lo que pierde el Perú y es la real magnitud del problema.

Y obviamente este tipo de actividad destruye la institucionalidad, porque compra insumos, transporta materiales a lo largo del territorio sin respetar estándares ni derechos laborales, y no responde a ningún permiso ambiental.

Con respecto a lo anterior mencionado, ¿de qué manera la minería ilegal e informal está afectando a la gran y mediana minería responsable y sostenible, y cómo podrían actuar las empresas ante estos casos?

Últimamente, se han reportado casos de bandas criminales que están intentando tomar el control de operaciones mineras formales, sobre todo en el norte del Perú. Poderosa, que es la principal productora de oro en el país, está sufriendo esta situación.

En cuanto a la gran y mediana minería de oro, esta se desarrolla bajo el concepto de economía a escala, es decir, grandes volúmenes y bajas leyes. Pero la minería aurífera ilegal es lo contrario, es intensiva en mano de obra y basada en contenidos metálicos más altos. Eso sí, no necesariamente ambas ocupan el mismo espacio, aunque la dinámica de la cadena productiva es similar. Y por eso, como industria minera conocemos cuáles son las oportunidades de mejora y qué debemos hacer para lograr juntos una formalización sostenible.

Así que creo que esta nueva edición de Cumbre Minera servirá justamente para buscar soluciones, y estas pasan por crear mecanismos e incentivos económicos que permitan que ese sector, en la medida que cumpla con estándares ambientales y laborales, se formalice. 

Fuente: Instituto de Ingenieros de Minas del Perú

Minería

MINEM: Exportaciones mineras crecen 13.3% en comparación a inicios del año anterior

Publicado

el

Las exportaciones mineras metálicas y no metálicas continúan en alza al alcanzar los US$ 3,193 millones en enero, lo que significó un crecimiento de 13.3% respecto al mismo mes del 2023 (US$ 2,818 millones), informó el Ministerio de Energía y Minas (MINEM).

Entre las mayores ventas al exterior destacan el cobre, oro, zinc y hierro, los cuales constituyen el 89.3% del valor total de las exportaciones mineras y el 53% de las exportaciones nacionales.

El incremento en el primer mes del año se sustentó principalmente al mayor dinamismo de la actividad económica global y la tendencia favorable de la demanda impulsada por la fabricación de tecnologías renovables.

En enero, las exportaciones minero metálicas sumaron US$ 3,104 millones, mientras que las no metálicas se ubicaron en US$ 90 millones

El valor de las exportaciones de cobre fue de US$ 1,440 millones en el primer mes del año, registrando un incremento de 6.6% en comparación con el mismo mes de 2023 (US$ 1,351 millones).

El incremento se debe al ascenso en la cotización internacional de 3%, el mayor volumen embarcado (3.4%) y la menor perspectiva de oferta cuprífera debido al cierre anticipado de la fundición Kunming (Yunnan) en China.

Las exportaciones de oro alcanzaron los US$ 1,071 millones, presentando una mejora de 69.8% en comparación al mismo mes del 2023 (US$ 630 millones).

El sector minero juega un papel fundamental como principal generador de divisas del país, lo que demuestra la importancia de las exportaciones provenientes de la actividad minera.

Continuar leyendo

Minería

Expansión de minería ilegal pone en riesgo ingresos por canon y obras en zonas mineras

Publicado

el

Delincuencia ligada a las actividades extractivas ilegales daña la imagen del país y ahuyenta las inversiones.

Mientras continúan los ataques en la mina Poderosa en La Libertad, la preocupación crece entre los inversionistas. Sin embargo, la delincuencia que se desprende de las actividades extractivas ilegales también afecta directamente a las comunidades cercanas a campamentos mineros.

“Lo que podría pasar, y ojalá no sea así, es que las operaciones formales que tributan, pagan impuestos y canon, pueden verse en peligro. Estos mineros ilegales y bandas criminales, como las que operan en Pataz, buscan apoderarse de las concesiones y tratan de sacar de lado a la minería formal. De esta manera, se dejarían de percibir los ingresos generados por la minería, en perjuicio de las comunidades, distritos y provincias de la zona,” explicó Guillermo Shinno, Gerente General Corporativo de Apumayo.    

Además, la ola de criminalidad generada por la minería ilegal afecta los puestos de trabajo formales y depreda el medio ambiente, operando sin condiciones de salubridad para las personas y generando la contaminación de ríos y valles. A esto se suma que la minería ilegal produce cadenas de economía paralelas basadas en delitos como la trata de personas. 

Estrategia de formalización

El Estado mantiene un proceso de formalización que en 22 años solo ha tenido éxito con 11,101 mineros. Sin embargo, las cifras del Ministerio de Energía y Minas indican que en el Perú existen más de 200 mil mineros informales o ilegales y solo 80 mil están inscritos en el Reinfo.

“De esos 80 mil mineros inscritos vemos que solo el 20% continúa con el proceso de formalización. Aparentemente el resto utiliza el Reinfo para ejercer sus actividades ilícitas con total impunidad y protegidos por la ley, haciéndose pasar por mineros informales cuando realmente no lo son,” afirmó Shinno Huamaní. 

El ex viceministro de minería considera que el gobierno debe afianzar su estrategia y trabajar con los mineros artesanales que mantienen vigente su inscripción en el Reinfo, tomar contacto con los propietarios de las concesiones para llegar a un acuerdo y evaluar los requisitos y documentos que quedan pendientes para que puedan culminar su proceso de formalización. Al resto, considera, es imperativo aplicarle la ley para evitar que sigan dañando la imagen de la minería formal que trabaja por el bien de la sociedad.  

Continuar leyendo

Minería

Exportaciones mineras crecieron 13.2 % en febrero, según SNMPE

Publicado

el

La Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) informó que las exportaciones mineras peruanas en febrero 2024 fueron de US$ 3,223 millones, lo que reflejó un aumento de 13.2% con relación a similar mes del 2023 (US$ 2,848 millones).

Asimismo, el gremio minero energético dio a conocer que las exportaciones mineras en el primer bimestre del año (enero – febrero) sumaron US$ 6,319 millones, representando un crecimiento de 13.8%, respecto a igual periodo del 2023 (US$ 5,555 millones).

La SNMPE detalló que las exportaciones cupríferas sumaron 1,650 millones de dólares en febrero último, cifra que significó un incremento de 16.9% con relación a similar mes del año 2023 (US$ 1,411 millones).

El crecimiento de las exportaciones de cobre registrado en febrero fue porque el volumen aumentó en 29.4%, a pesar de que el precio de este metal descendió en 9.6% respecto a igual mes del año pasado.

El gremio empresarial indicó que las exportaciones de oro llegaron a 998 millones de dólares en febrero 2024, lo que representó un aumento de 33.9% con relación a similar mes del 2023 (US$ 746 millones).

Las exportaciones de este metal precioso se vieron beneficiadas por el aumento del volumen en 22.5% y de su cotización en 9.3% respecto a igual mes del 2023.

Finalmente, informó que las exportaciones de cobre representaron el 51% de las exportaciones mineras en febrero último, mientras que el oro y el hierro, el 31% y 5% respectivamente.

Las exportaciones mineras -subrayó- significaron el 62% de los envíos de productos del Perú al extranjero.

Fuente: Correo

Continuar leyendo

Tendencias

Copyright © El Gas Noticias | Todos los derechos reservados