Combustible

Sector de hidrocarburos y minero generaron crecimiento económico en el sur peruano

Crecimiento económico en la regiones del sur

En marzo, el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) publicó las cifras de crecimiento económico regional para el año 2017. Si bien cada región tiene una estructura de producción diferente, en el caso de las regiones del sur del país, los resultados se explican en su mayoría por el desempeño del sector minería e hidrocarburos.

El impacto de Las Bambas y Cerro Verde

En primer lugar, Apurímac creció 29.3% y lideró el crecimiento regional en el país por segundo año consecutivo. Este resultado se explica, casi en su totalidad, por el crecimiento del sector minero (48.2%), lo que se debe a la mayor producción de cobre (43.9%) en la minera Las Bambas. Desde la entrada en operaciones del proyecto Las Bambas en 2015, el PBI de Apurímac se ha multiplicado en 3.2 veces.

La región del sur con el segundo mayor crecimiento durante 2017 fue Arequipa (4.1%). El sector minero creció 6.3% y explicó más de la mitad del crecimiento de la región, lo que se debe a la mayor producción de molibdeno (30.6%) en la mina Cerro Verde, pese a que la producción de cobre cayó 4.0%, debido a menor recuperación del mineral en la misma compañía. Además, en esa región el sector construcción creció 6.3%, debido, en buena cuenta, a la mayor inversión del gobierno regional (73.0%). El proyecto Majes Siguas–II Etapa (S/236 millones) y el mejoramiento de la carretera Variante de Uchumayo (S/158 millones) fueron fundamentales para este resultado.

Moquegua y Tacna: historias similares

Moquegua y Tacna crecieron 0.8% y 0.5%, respectivamente, durante 2017. En ambos casos, se evidencia una leve recuperación respecto al año anterior (-0.6% y -1.2% en 2016, respectivamente). Moquegua creció principalmente por la mayor fundición (2.4%) y refinación (7.0%) de cobre, las principales actividades industriales en su sector manufactura (7.9%). Ello fue parcialmente contrarrestado por la caída del sector minero (-6.8%) por segundo año consecutivo, la cual se debió a la menor producción de cobre (-7.9%) ante menores leyes de mineral.

Respecto a Tacna, el sector de mayor crecimiento fue el agropecuario (22.7%). Destaca el incremento de la producción de aceitunas (149%), orégano (15.9%), ají (56.6%) y sandía (136%) por mayores áreas sembradas. Asimismo, el sector construcción creció 8.9% debido a mayor inversión pública del gobierno regional (155.9%), principalmente en el mejoramiento de los servicios de salud en el hospital Hipólito Unanue de Tacna (S/64.7 millones) y de la carretera Ticaco-Candarave (S/18.6 millones).

No obstante, el bajo crecimiento de Tacna se explica por la contracción del sector minero (-8.4%), el cual representa más de un tercio de la economía de la región. La producción de molibdeno se redujo fuertemente (-33.8%) por segundo año consecutivo, lo cual fue atenuado por la mayor producción de cobre (5.1%). Se espera un mayor crecimiento del sector minero en Tacna entre 2018 y 2019 por la entrada en operaciones de la ampliación en la unidad minera Toquepala.