Conectate con nosotros

Combustible

Minem excluye al GLP y al diésel BX del fondo de estabilización de precios de combustibles

El Ministerio de Energía y Minas (Minem) excluyó al gas licuado de petróleo (GLP) y al diesel BX del Fondo para la Estabilización de Precios de los Combustibles Derivados del Petróleo (FEPC).

Publicado

el

Según Decreto Supremo N° 007-2020-EM, publicado este martes en el Diario Oficial El Peruano, el Minem deberá realizar una evaluación de la variación del precio de referencia de ambos productos.

En caso el precio del GLP tenga un incremento semanal superior al 5% por 4 semanas consecutivas o su equivalente en dos meses, el ministerio deberá remitir un informe al Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) y al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) en el que proponga los mecanismos pertinentes que permitan mitigar estos impactos sobre los beneficiarios del Programa de Compensación Social y Promoción para el Acceso al GLP.

Por el lado del diesel, si Minem determina incrementos semanales consecutivos que afecten significativamente los precios de venta, también deberá remitir un informe al MEF donde proponga las acciones que permitan mitigar estos impactos.

En un plazo máximo de 120 días hábiles, contado desde la publicación del decreto publicado hoy, el Minem entregará un informe adicional al Midis y al MEF con la evaluación del Programa de Compensación Social y Promoción para el Acceso al GLP con el objetivo de promover su eficiencia.

El referido programa consiste en la entrega de un vale de descuento de S/16 para la compra de un balón de gas de GLP de hasta 10 kilos a fin de permitir el acceso a la energía a los sectores más vulnerables.

El FEPC es un fondo intangible que tiene el objetivo de evitar que la alta volatilidad de los precios del petróleo crudo y sus derivados, se traslade a los consumidores.

Cabe señalar que el FEPC fue creado mediante el Decreto de Urgencia N° 010-2004 como un fondo intangible destinado a evitar que la volatilidad de los precios del mercado internacional del petróleo crudo y sus derivados se traslade a los consumidores.

La norma emitida este martes se da en medio del desplome histórico del petróleo intermedio de Texas (WTI), que cayó un 305% o US$55,90 a -US$37,63 por barril.

Combustible

Petroperú venderá 2600 barriles diarios de diésel HS y 650 barriles diarios de gasolina a YPFB de Bolivia

Publicado

el

PETROPERÚ firmó un contrato para venta de combustibles con la empresa petrolera estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales de Bolivia (YPFB).

El documento, suscrito por funcionarios de ambas empresas, permitirá vender a la compañía del vecino país 2,600 barriles diarios de diésel HS y 650 barriles diarios de gasolina de 84 octanos, volúmenes que podrán incrementarse de acuerdo a las partes, hasta diciembre 2020, sujeto a renovación. 

Con este contrato de exportación, PETROPERÚ eleva su nivel de ventas y refuerza su recuperación económica para seguir cumpliendo un papel clave –junto al resto del sector hidrocarburos– en el proceso de reactivación de la economía nacional.  

Continuar leyendo

Combustible

«Es necesario promover proyectos que mejoren la capacidad de almacenamiento de Hidrocarburos…»

En esta segunda entrega, el ex presidente de Petroperú, César Gutiérrez, cita la opinión del presidente del Capítulo de Petróleo y Petroquímico sobre el almacenamiento de combustibles en el Perú y hace una radiografía sobre nuestra realidad energética.

Publicado

el

Escribe: César Gutiérrez

El Congreso de la República no solo debe revisar los contratos de almacenamiento de los combustibles líquidos sino tomar medidas en este rubro del negocio petrolero ligado al transporte y la comercialización, en especial de hidrocarburos. Así se expresó el presidente del Capítulo de Petróleo y Petroquímica del Colegio de Ingenieros del Perú, Ing. Enrique Bisetti Solari.

“Es una aberración que se haya entregado el almacenaje a empresas tipo Graña y Montero, como si Petroperú no tuviera cuadros técnicos para este trabajo, por lo que tiene que estar pagando por un servicio que lo puede y lo debe hacer”, subrayó.

Los sucesivos gobiernos han entregado el almacenamiento, entre otras actividades de la industria petrolera y gasífera, no obstante que estaba en agenda y debate la mejora de toda nuestra infraestructura, construyendo más tanques, especialmente en el interior del país por razones incluso de seguridad energética, sostuvo. Bisetti.

“Esas nuevas plantas deben estar, por ejemplo, en Bayóvar, en el norte, y en todas las regiones donde no existen, si acaso revisamos el mapeo oficial de Petroperú”, subrayó, tal como se puede observar en estas páginas. La ausencia de esta infraestructura se ha hecho evidente en la pandemia del Covid-19 cuando el crudo de los lotes de las operaciones en selva no pudo trasladarse por el Oleoducto Nor-Peruano y menos almacenarse. “Se llegó al extremo de usar los tanques de gasolina para el crudo, lo que de por sí ocasiona problemas técnicos y presupuestarios, por ejemplo su posterior limpieza, los pasivos ambientales, etc.”, dijo Bisetti.

Estos y otros temas referidos a la integración vertical y a la necesidad de tener un complejo petroquímico en el Pacífico, antes que lo hagan Chile y Ecuador, se debatió y aprobó en la Comisión de Energía y Minas del anterior Congreso, vale decir en el debate de la Nueva Ley Orgánica de Hidrocarburos que ya tiene predictamen, recordó el experto.

Y es que Bisetti considera que es necesaria la inmediata integración vertical de la empresa petrolera del Estado para dejar atrás la particularidad de ser una empresa que en la actualidad produce poco o nada en las fases de exploración y explotación, almacenamiento y transporte, y en el área de refinación y comercialización

RADIOGRAFÍA

Los combustibles líquidos cuya demanda genera déficits en el Perú son el GLP que desde el año 2011 crece a un tasa de 5 % anual y desde el año 2015 se importa en promedio 15 mil barriles diarios de petróleo (M BPD). El 83 % de GLP que se consume, en especial en Lima, proviene de la Planta de Pisco.

El segundo producto es el diésel; desde el año 2014 se tiene un déficit promedio de 50M BPD que importamos. En cuanto a la infraestructura, a nivel nacional se cuenta con capacidad de almacenamiento de GLP de 1340 MB. Y dentro del sector Hidrocarburos existen proyectos privados relacionados al incremento de la capacidad de almacenamiento de GLP por 714 MB. La vulnerabilidad de la Seguridad Energética, aparte de la baja producción de petróleo líquido, suma la dependencia de la generación eléctrica, del gas natural que tiene importancia vital, por las centrales de Chilca, refinería de La Pampilla, su concentración y cercanía a Lima. Estos son conclusiones del Foro “Almacenamiento de Combustibles Líquidos y la Seguridad Energética” realizado por el capítulo de Petróleo y Petroquímica del Colegio de Ingenieros del Perú el 16 de diciembre de 2019.

Tengamos en cuenta que Petroperú ha estado operando directamente siete plantas de suministro de combustible en todo el país (una en Lima, cuatro en Selva y dos en el Norte); así como ocho plantas de suministro de combustible en aeropuertos. También es importante anotar que dicha empresa tiene cuatro terminales marítimos: dos en Talara, uno en Conchán (Lima) y uno en Mollendo, en el sur.

RECOMENDACIONES

-Es necesario promover proyectos que mejoren la capacidad de almacenamiento de Hidrocarburos a nivel nacional (construir y reubicar), ya sean iniciativas privadas, públicas o público-privadas, en las regiones del sur, centro y norte del país, a fin de coadyuvar con la seguridad energética y garantizar la disponibilidad de energía que se produce a base de hidrocarburos.

-Promover la automatización para la recepción y despacho, de acuerdo a estándares internacionales. Asimismo es recomendable, según el Colegio de Ingenieros del Perú, una cobertura real promedio de 15 días de inventario, como objetivo de la gestión de los inventarios en cada una de las instalaciones.

-Finalmente, las gasolinas y gasóleos, deberían regularse a vender menos variedad de productos que encarecen innecesariamente sus procesos.

Diario Expreso: https://www.expreso.com.pe/destacado-portada/grana-acapara-almacenamiento-de-combustibles/

Continuar leyendo

Combustible

«Graña acapara almacenamiento de combustibles»

La principal limitante para la existencia de competencia en el mercado de combustibles líquidos en el Perú es la falta de capacidad de almacenamiento; dos agentes de mercado concentran los terminales: Petroperú, que tiene una capacidad de 3.64 millones de barriles (MMB) y la subsidiaria peruana de Valero Energy Corporation que dispone de 1.18 MMB.

Publicado

el

Escribe: César Gutiérrez

La posición dominante la tiene la infraestructura de la petrolera estatal, sin embargo, solo gestiona el 40%, mientras que el 60% es controlada por el Consorcio Terminales (CT), que está conformado por Graña y Montero Petrolera (GMP) y la multinacional Oiltanking que opera en 23 países.

CT tiene a la fecha un contrato otorgado por la petrolera del Estado en junio de 2014, que culmina el 2034 y que le permite gestionar cinco terminales: Eten, Salaverry, Chimbote, Supe y Callao, que totalizan una capacidad de almacenamiento de 2.20 MMB. Es más, entre junio de 2014 y noviembre de 2019, tuvo el manejo del 100% de la capacidad, pues también tenía a cargo la infraestructura de: Pisco, Mollendo, Ilo, Juliaca y Cusco, que pasaron en noviembre del año pasado a ser controlados por su propietario Petroperú.

Almacenamiento y competencia
El mercado peruano de combustibles líquidos se caracteriza por tener precios a nivel explanta y a consumidor final superiores a los de importación de un mercado relevante, incluido el margen del importador, llegando a ser el sobreprecio del orden del 15%. En este orden de ideas, la pregunta inevitable es ¿por qué no aparece un agente importador que oferte precios más bajos? La respuesta es que hay una gran limitante, que es el almacenamiento. La inversión y gestión en infraestructura de almacenar combustibles es una tarea especializada, tanto es así que en el Perú recién está a punto de despegar con algunas iniciativas privadas que se inician en el sur, principalmente en Ilo. Cuando en los años 90, específicamente a partir de 1996, se inició el proceso de transferir los terminales a gestión privada, más que pensar en una herramienta de competencia se hizo en la absurda teoría de la desconcentración vertical de Petroperú, dejándola solo con la actividad de refinación con la privatizada a favor de la española Repsol, Refinería La Pampilla SA (Relapasa).

¿Ha sido rentable ceder terminales?

Hay dos maneras de mirarlo:
1) Comparar lo que ha recibido Petroperú por pago inicial y por renta con los pagos que ha realizado por el servicio. Los partidarios de esta posición llegan a la conclusión que Petroperú ha pagado más de lo que ha recibido.
2) Comparar a valor actual, usando el costo de capital (COK) de Petroperú, los pagos efectuados a CT por el servicio de almacenamiento y despacho, menos el flujo de los pagos recibidos y de la amortización de las inversiones realizadas. Me inclino por este escenario.
La evaluación en el escenario 2 no es posible realizarla mientras no sea completamente transparente la ejecución de las inversiones exigidas en el período desde 1997-2013, cuando CT tuvo el manejo de casi la totalidad de terminales de almacenamiento de Petroperú, con excepción del Callao y una pequeña unidad en Cerro de Pasco. Los antecedentes debieron ser de conocimiento público antes de otorgarle, en junio de 2014, cinco terminales, incluido el más importante, Callao, que tiene una capacidad de 1.06 MMB, por un período de 20 años.

PRIMERA ENTREGA | FUENTE: www.expreso.com.pe

Continuar leyendo

Tendencias

Copyright © El Gas Noticias | Todos los derechos reservados