ActualidadHidrocarburos

Proyecto “Reserva Mar del Norte” preocupa a petroleras de la zona

Este proyecto tiene muchos años encarpetado, recordemos que en el 2017, José Purisaca, gerente general de la Asociación Inkaterra, enfatizó la importancia de crear la Reserva del Mar del Pacífico Tropical del Perú, a fin de salvaguardar las vidas de las especies marinas en su hábitat.

Por su parte, los pescadores artesanales que viven de las pesca en esta zona temen que las  actividades pesqueras se vean afectadas ante la operación de varios petroleras en el área. Los recursos pueden desaparecer y dejar a muchas familias sin sustento.

Actualidad

Hace algunos días el Ministerio del ambiente notificó que tiene previsto crear un área de 116,000 hectáreas situada en el mar frente a Piura y tumbes, antes de acabar el año, reserva nacional mar tropical de Grau.

Aunque el Minam señaló que se buscará respetar los derechos adquiridos en las concesiones de lotes petroleros, la sociedad peruana de hidrocarburos (SPH) sugirió que ello no podría darse hasta que se cambie la ley de áreas naturales protegidas.

“El gobierno puede tener una buena voluntad, pero la actual legislación no permite compatibilizar las actividades de hidrocarburos o pesca artesanal con una área natural protegida, cualquiera sea la categoría que tenga. Por eso nosotros proponemos modificar esta ley para así hacerla compatible”, explicó Felipe Cantuarias, presidente de la SPH.

Uno de los lotes que se afectaría sería el Z-38 de Karoon.

Antecedentes de riesgo

“Ocurrió en el Lote 116, pese a que el decreto supremo que creó una ANP sobre él señalaba que se respetarán los derechos adquiridos, luego se recibió una demanda y como un decreto no puede estar sobre la ley, se paralizaron las operaciones”, recordó.

De ese modo, el ejecutivo estimó que si no se modifica la Ley de ANP y se crea la Reserva Nacional Mar Tropical de Grau, se corre el riesgo de sufrir nuevas demandas y se paralicen las operaciones de cuatro lotes petroleros que están dentro de la zona prevista de esta reserva.

“Estos cuatro lotes producen el 50% del crudo de nuestro país. Aprobada la reserva, bastaría que cualquier activista interponga una acción judicial y se paralizarían las operaciones. Es un riesgo real”, explicó.