Conectate con nosotros

Energía

Transición energética y gas en los hogares

Publicado

el

La transición energética mundial implica la sustitución de los hidrocarburos por las energías limpias, como la solar y la eólica para generar electricidad, así como por los autos eléctricos para dejar de consumir gasolinas, diésel y gas natural.

Pero esa transición no es, ni puede ser, inmediata, si bien eso sería lo deseable. Por eso la ONU apunta al 2050 para que la temperatura mundial no aumente en 2 °C. Aun así, dice McKinsey que en el 2050 el consumo mundial de petróleo y gas será todavía el 49% del consumo total de energía (hoy es el 58%).

En esa transición, a la vez que los gobiernos impulsan la producción y el consumo de energías limpias, es importante el rol del gas natural como combustible “puente”, pues emite un 40% menos de gases efecto invernadero que el petróleo. En el Perú, el gas natural en la transición es clave en varios aspectos, siendo el más importante la masificación domiciliaria para sustituir el consumo de los balones de GLP: es 40% menos contaminante y 50% más barato que ese GLP.

Muchos creen que la masificación implica una gran contaminación. No. En el 2019 en Lima se consumieron 591 millones de pies cúbicos diarios (mmpcd) de gas. Clave: el gas domiciliario llegó a 945.986 hogares (al 2021 ya son más de un millón). Pero el consumo solo fue de 13,9 mmpcd, el 2,35% del total. Proyectada esa cifra a 5 millones de hogares, el consumo total sería 70 mmpcd, la misma cifra que hoy tiene la gran masificación en Colombia.

Más: los 276 “grifos” que venden GNV y sustituyen gasolina y GLP consumieron 63.8 mmpcd, el 10.8%. Importante. De otro lado, 24 centrales eléctricas (casi todas en Chilca) consumieron 381.7 mmpcd, el 65%. Ajá. Por eso deben promoverse más las renovables no convencionales (solar y eólica): solo son el 5% de la generación de electricidad y han bajado notablemente sus costos. La meta del gobierno es llegar a 15% al 2030. Por ese camino hay que andar.

Pero, fuera de Lima, no ha avanzado la masificación domiciliaria en la sierra centro y sur en las llamadas 7 regiones: Ucayali, Junín, Ayacucho, Huancavelica, Cusco, Apurímac y Puno. Proinversión planteó 113.535 conexiones domiciliarias en 8 años (poquísimo, nada), licitó varias veces el proyecto y siempre quedó desierto.

¿Por qué? Porque los postores no ven la rentabilidad económica pues, a diferencia de Lima, no hay grandes consumidores que permitan un flujo grande de ingresos que financie el tendido de redes en toda la ciudad: el “subsidio cruzado”. Ese es el quid de la cuestión. En las 7 regiones la masificación no tiene rentabilidad económica sino social: como la luz y el agua, el gas debe llegar a todos los hogares.

Después de 15 años de fracasos, el gobierno anterior por fin “entendió” el problema. Planteó que, con los recursos del FISE (o sea, del Estado), se tiendan las redes en las ciudades de las 7 regiones. Vamos avanzando. Pero no es suficiente. Debe haber una Autoridad Nacional de Masificación, con la participación de Petroperú, y una red de gasoductos menores que, saliendo de Ayacucho (por ahí pasa el gasoducto de Camisea a Lima), abastezca a las demás ciudades con gas domiciliario, GNV, comercio e industrias. Y se puede solicitar asistencia técnica a Ecopetrol de Colombia e YPFB de Bolivia, que han masificado sus ciudades andinas.

Como antes hemos dicho, necesitamos una política de Estado, lo que implica una visión conjunta de los ministerios del Ambiente y de Energía. Y, sobre todo, un plan energético de mediano y largo plazo que sea vinculante (obligatorio de cumplir) para todos los actores. Así, las energías limpias en electricidad (también los autos eléctricos), la masificación del gas domiciliario y las políticas de mitigación y adaptación del MINAM impulsarán la transición energética y la preservación de nuestro medio ambiente.

Fuente: La República

Energía

Minem: 30 proyectos de electrificación rural serán concluidos durante el 2023 en diversas regiones del país

Publicado

el

El Ministerio de Energía y Minas (MINEM), a través de la Dirección General de Electrificación Rural (DGER), informó que actualmente se ejecutan en el país 30 proyectos que deben concluir este 2023, con una inversión global de S/ 696,7 millones, en 15 regiones, que beneficiará con un servicio eléctrico confiable y de calidad a 282 mil habitantes.

Las regiones beneficiadas con estas obras son: Cajamarca, Piura, Lambayeque, La Libertad, Áncash, Pasco, Ayacucho, Apurímac, Loreto, San Martín, Huánuco, Ucayali, Junín, Puno y Amazonas.

Los especialistas de la DGER señalan que, en la actualidad, se ha completado la electrificación del 84,8% de zonas rurales del país, y la proyección de la cobertura eléctrica rural, con las obras que se desarrollarán, es llegar al 90% de hogares en sectores alejados y de difícil acceso al finalizar el 2023.

En la lista destaca la región Amazonas, en donde se ejecutarán obras de electrificación rural con una inversión de S/ 185 millones, en beneficio de 49,000 pobladores de 169 localidades de las provincias de Bagua, Condorcanqui, Bongará, Chachapoyas, Luya, Utcubamba y Rodríguez de Mendoza.

Asimismo, es importante mencionar a la región Loreto, en donde se ejecutarán obras por un total de S/ 112 millones de inversión para beneficiar con energía eléctrica a cerca de 12 mil habitantes, durante este año, pertenecientes a las provincias de Loreto, Alto Amazonas, Requena, Dátem del Marañón, Maynas, Putumayo y Ramón Castilla.

Por su parte, la región Cajamarca concentra para este año una inversión de más de S/ 100 millones en proyectos que beneficiarán a 90 mil pobladores de 353 localidades, ubicadas en las provincias de Cajamarca, Chota, Hualgayoc y Santa Cruz.

El MINEM remarcó que el desarrollo de proyectos de electrificación rural tiene carácter prioritario para el gobierno, ya que inciden directamente en la mejora de la calidad de vida de la población beneficiada, así como en el impulso a sus actividades productivas y a la industrialización de zonas alejadas del país, generando nuevas oportunidades de desarrollo.

Fuente: ProActivo

Continuar leyendo

Energía

Tarifas eléctricas para usuarios domiciliarios y comerciales se reducirán en febrero 2023

Publicado

el

El Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) informó hoy que las tarifas eléctricas para los usuarios domiciliarios, comerciales e industriales se reducirán en febrero del presente año.
«En cumplimiento con lo establecido por la normativa sobre la actualización de las tarifas eléctricas, Osinergmin ha efectuado la revisión mensual correspondiente, por lo cual, a partir del 4 de febrero del 2023, las tarifas eléctricas del Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN) se reducirán en promedio en -4.35% para los usuarios domiciliarios y en -4.97% para los usuarios comerciales e industriales», señaló.
«La tarifa eléctrica está compuesta por los costos eficientes de generar, transmitir y distribuir la electricidad a los usuarios», agregó.
Osinergmin también indicó que las tarifas eléctricas de los Sistemas Eléctricos Aislados tendrán una variación promedio de -0.67% para los usuarios domiciliarios y de 2.59% para los usuarios comerciales e industriales.
De acuerdo a la normatividad vigente, las tarifas eléctricas son revisadas por Osinergmin cada mes, a partir de fórmulas de actualización y valores de indicadores como el Índice de Precios al por Mayor (IPM), el tipo de cambio, el precio del gas natural, los precios de los combustibles, los precios del cobre y aluminio; así como de los contratos suscritos entre empresas de generación y distribución para dotar de energía eléctrica a los usuarios.
«En el mes de febrero 2023, la reducción se debe a la actualización de los precios de generación para el mercado regulado como resultado de la liquidación trimestral de los contratos entre compañías generadoras y distribuidoras de electricidad», explicó Osinergmin.
«También a la actualización trimestral de los cargos adicionales a la tarifa de transmisión eléctrica que permiten compensar los contratos de las centrales de reserva fría, la prima de generación con recursos energéticos renovables, el cargo unitario por FISE y el cargo de capacidad de generación eléctrica. Así como la entrada en operación comercial de la línea de transmisión Tintaya-Azángaro y la reducción del Factor de Recargo del Fondo de Compensación Social Eléctrica (FOSE)», añadió.

Fuente: Andina

Continuar leyendo

Energía

SNMPE: empresas mineras y energéticas ratifican compromiso de inversión en el Perú

Publicado

el

El nuevo presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), Víctor Gobitz, señaló que las empresas de su sector han ratificado su compromiso de seguir invirtiendo y generando trabajo en el Perú, no obstante la actual coyuntura social y política que vive el país.
“Tenemos que trabajar juntos en la reconstrucción de la institucionalidad, la confianza y acelerar la inversión pública y privada a fin de cerrar las brechas sociales que arrastramos por décadas, buscando el bienestar de todos los peruanos”, subrayó.
Refirió que pese a los recientes actos vandálicos contra el sector minero energético; “las empresas mineras, de hidrocarburos y energía asociadas a la SNMPE, han ratificado su compromiso de continuar trabajando e invirtiendo por el desarrollo del Perú y por bienestar de todos los peruanos”.
Asimismo, enfatizó que el Perú tiene que aprovechar sus fortalezas, colocando en valor todos sus recursos naturales para tener mejores condiciones económicas que le permitan combatir la pobreza y alcanzar el pleno desarrollo regional.
Finalmente, expresó que la gestión gremial se focalizará en asegurar la sostenibilidad y competitividad del sector minero energético peruano, dado que hay muchos desafíos por delante. 
“Como viabilizar nuevos proyectos e inversiones en minería, revertir la crisis que enfrenta la industria hidrocarburífera y garantizar un marco regulatorio estable, predecible, promotor, ágil y expeditivo que aliente el crecimiento del sector eléctrico”, afirmó.
Presidente de la SNMPE periodo 2023-2024
Víctor Gobitz Colchado fue nombrado presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) para el período 2023 – 2024 por el nuevo Consejo Directivo del gremio que fue elegido por la Asamblea de Asociados.
Gobitz Colchado, quien actualmente es presidente y gerente general de compañía minera Antamina, recibió el cargo, como es tradición, de su antecesor, Raúl Jacob Ruisánchez. 
Asimismo, fueron elegidos vicepresidentes del gremio y presidentes de los Comités Sectoriales: Domingo Drago Salcedo (sector Minero), Juan Miguel Cayo Mata (sector Eléctrico), María Julia Aybar Solís (sector Hidrocarburos) y Javier Castro Rendón (sector Proveedores).

Perfil profesional
Víctor Gobitz Colchado es ingeniero de minas por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) y tiene maestría en Administración de Empresas (MBA) por la Escuela de Administración de Negocios de ESAN.
Asimismo, tiene estudios de especialización en Wharton School of Business de la Universidad de Pensilvania y en Kellogg School of Management de la Universidad de Northwestern. 
En la actualidad es presidente y gerente general (CEO) de Compañía Minera Antamina y previamente se desempeñó como CEO de las empresas mineras Buenaventura y Milpo. A lo largo de su desempeño profesional ocupó también cargos directivos en: Minera Aurífera Retamas, Volcan Compañía Minera, Sociedad Minera El Brocal y Rio Alto Mining. 
Presidió el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP) en los períodos 2016 – 2018 y 2020 – 2022. 
En octubre 2021, la Asociación de Egresados y Graduados de la Pontificia Universidad Católica, lo designó exalumno distinguido. En noviembre 2021, la Asociación de Graduados de ESAN (AGESAN) lo eligió magister del año; y en setiembre 2022, la Society for Mining, Metallurgy and Exploration (SME) le otorgó el “SME Oustanding Achievement Award”.

Fuente: Andina

Continuar leyendo

Tendencias

Copyright © El Gas Noticias | Todos los derechos reservados