ActualidadGNV

Empresa de transporte que cubre corredor rojo tendrá su propio grifo GNV

Polo Pérez, Presidente del Grupo Polo, reúne a seis compañías de transporte, dos de ellas Allin Group y Perú Bus Internacional, concesionarias de los Corredores viales rojo y amarillo.

Pérez sabe que hay un alto costo por ser formal, pero no hay otra manera de poner orden en el transporte limeño. “Cada bus que tenemos es una deuda”, dice. “Pero estamos demostrando que sí se puede ser totalmente formal”.

Allin Group opera desde el 2015 los buses del Corredor, tiene una flota de 252 buses de 12 metros de largo, y 180 de ellos funcionan con Gas Natural Vehicular (GNV). Pérez tenía claro que este era uno de los caminos para tener una empresa eficiente porque con el GNV se gasta 50% menos que con diésel o gasolina. “Ahora vamos a renovar 38 buses y todos son a GNV. Es lo normal para nosotros aunque cuesten un 20% más que los buses con diésel”, explicó.

Los vehículos con GNV además contribuyen a tener un aire más limpio en la ciudad porque emiten menos partículas contaminantes.

La concesionaria de gas en Lima y Callao y Allin Group acordaron que los buses del Corredor Rojo tendrán su propia estación de GNV en el patio donde se guardan en Ceres (Ate). La instalación, que podría estar lista antes de fin de año, le costará a la compañía un millón de dólares.

Dicha inversión reducirá el tiempo que hoy toma ir a tanquear los buses a un grifo y también el costo del combustible porque ya no se pagará el precio del mercado sino uno especial por recibir el GNV directamente de la concesionaria que distribuye de gas en Lima y Callao.  “Para este negocio se necesitan choferes tanqueadores, que toda la noche llevan los buses a llenar combustible, y también supervisores de que eso se cumpla. Es todo un sistema administrativo que se reducirá ahora que tendremos un grifo interno”, afirmó Pérez. “En la concesionaria son muy proactivos y con los corredores hemos afianzado la relación”.

Además los buses del Corredor Amarillo tendrán su propia estación de GNV en su patio de Canta Callao.